cerrar

Tiempo humano, tiempo cósmico siguiente

Ros Boisier
Entrevista

En Piedra fundacional, Ilán Rabchinskey se aproxima a un mundo místico y poético para cuestionar la percepción que tienen los seres humanos del tiempo inabarcable, el tiempo cósmico en relación a la naturaleza y a la existencia de las personas. Al fotografiar el reino mineral en distintos niveles, escalas, perspectivas y estéticas, Rabchinskey parece buscar en esos cuerpos preciosos la memoria de un tiempo invisible, por eso los examina en su estudio o explora cuevas y grutas naturales monumentales colmadas de energía milenaria. Su trabajo tiene el carácter minucioso y delicado como de quien se mantiene en silencio atento al movimiento de los átomos. 

¿Cuál es el origen de Piedra fundacional?

No estoy totalmente seguro. Fue una bola de nieve, creo que comenzó con una reflexión sobre las jerarquías clásicas aplicadas a los diferentes reinos (mineral, vegetal, animal, etc.). Comencé a investigar y una cosa llevó a la otra; muchas lecturas, desde textos científicos sobre geología hasta libros místicos y poéticos que abordan a las piedras y sus propiedades. Al mismo tiempo, empecé a crear imágenes y se fue destilando el trabajo hasta que, unos años después, sentí que el proyecto estaba concluido.

¿Qué preguntas te hiciste al momento de abordar conceptual y visualmente la idea de un principio ordenador de lo material?

¿Existe una inteligencia cósmica manifiesta en el orden atómico de la materia?
¿Cuál es el lugar de nuestra especie en el cosmos?
¿Cómo se crea la materia primigenia?
¿Qué nos dicen las formulas matemáticas evidentes en la configuración de las fuerzas naturales?
¿Cuál es la relación de la ilusoria dualidad entre materia y energía, onda y partícula?
¿Cómo nos relacionamos con todo lo que existe?

¿Has encontrado repuesta a alguna de estas preguntas? ¿Alguna respuesta que te haya resultado reveladora para el devenir de tu trabajo?

Sí, encontré varias respuestas en el proceso, pero esas respuestas también generaron más preguntas y, como las preguntas de por sí son bastante filosóficas, adquirir una respuesta cerrada no era ni probable ni necesariamente deseable. Bueno, si tuviera que responder a rajatabla alguna de esas preguntas, elegiría la primera, y diría que sí, que efectivamente existe una inteligencia cósmica plasmada en el orden matemático del mundo.

Ilán Rabchinskey
Ilán Rabchinskey durante una residencia en Casa Wabi (Oaxaca, México)

Las fotografías de Piedra fundacional se presentan por estratos según formas, colores, tamaños, escalas, abstracciones… ¿Cuál ha sido tu metodología de trabajo?

Durante el proceso descubrí que para el proyecto era importante trabajar con nociones de escala y para eso recurrí a ejemplares minerales pequeñísimos en el estudio, así como a paisajes geológicos en grandes territorios. Esas fueron las dos ramificaciones del trabajo: por un lado, el proceso meticuloso de estudio, y por otro, las locaciones naturales. En los dos procesos hay una descontextualización de la escala en la que el espectador no está seguro de cuál es el tamaño de lo que está viendo. Las fotografías de minerales tienen un carácter muy escultural que enfatiza su volumen, mientras que los paisajes fueron capturados intentando representarlos de la forma más plana y bidimensional posible. Todo esto lleva a un proceso de abstracción que pone en juego lo enorme y lo diminuto, el adentro y el afuera, lo real y lo posible.

¿Dónde converge, según tu investigación visual, el tiempo de la especie humana y el tiempo cósmico? ¿Qué imagen de tu trabajo representa la esencia de esta idea?

En términos planetarios, nuestra especie es extremadamente reciente, haciendo su aparición hace un brevísimo instante dentro de las inimaginables profundidades del tiempo cósmico. Las imágenes que abordan la intersección entre nuestro tiempo y el tiempo geológico son de cuevas y grutas —paisajes subterráneos que tardaron millones de años en formarse— intervenidas con luz. Al realizar estas imágenes, los puntos de luz forman una red efímera, sobrepuesta por unos minutos sobre un lienzo antiquísimo, sugiriendo este corto encuentro entre hombre y planeta.

¿Sobre qué ideas y/o imágenes estás trabajando en la actualidad?

Desde hace un tiempo me interesa el proceso mediante el cual los mecanismos propios del medio fotográfico generan la inevitable traducción de un objeto tridimensional a una imagen bidimensional. Con esto en mente he estado trabajando en la creación de conjuntos escultóricos que sólo funcionan como tal a través de la cámara fotográfica. El ángulo, encuadre, lente, luz y posición de la cámara son factores determinantes del aspecto de la escultura, que deshago una vez hecha la imagen. El proceso involucra ya sea el acomodo de objetos en formas particulares, desplazando su finalidad habitual y resignificándolos, o la intervención en espacios naturales a partir de gestos mínimos que crean delicadas situaciones foto-escultóricas mediante la interacción de la luz y las geometrías de color insertadas en el entorno natural.


Piedra fundacional, de Ilán Rabchinskey, forma parte de la colección Pewen Cuadernos de Fotografía publicada por Muga.

Encuentro con… es una sección que a través de entrevistas breves acerca a nuestros lectores la obra de nuevos referentes visuales que poseen un trabajo fotográfico de valor y relevancia contemporánea.

¿Conocías el trabajo de Ilán Rabchinskey? ¿Qué te ha parecido Piedra fundacional? Expresa tu opinión dejando un comentario.

3 comentarios

  1. María Eugenia Romero dice:

    Me quedo maravillada con el hermoso y profundo trabajo de Ilan , gracias por esta obra maestra y que vengas más .

    1. LUR dice:

      Hola María Eugenia, gracias por tu comentario. Sí, el propósito de esta sección de entrevistas breves es poder ofrecer a nuestras lectoras y a nuestros lectores el trabajo de autores contemporáneos con una mirada interesante. ¡Gracias por leernos!

  2. Dr. Opin Susbandoro dice:

    buen proceso, punto de partida atemporal, fotografiar al universo y su eternidad y en el proceso tratar de entendernos a nosotros mismos o si quiera generar algunas hipótesis válidas que nos den alguna piedra de donde agarrar nuestra existencia en este vacío exponencialmente creador…. si no tropezamos con la misma piedra, podemos como el maestro Ilán lo hace, seguir buscando, reflexionando a través de todos los medios de captura factual y proceso de la realidad objetiva !!
    Un aplauso grande al trabajo. ¡Queremos verlo completo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *