fbpx
anterior cerrar

Pervivencia del ‘collage’ fotográfico: paisajes y memorias siguiente

Natalia Fortuny

La fortuna artística y política del collage y del fotomontaje: el impacto sobre la misma superficie de elementos heterogéneos, incluso conflictivos.

Jacques Rancière, El espectador emancipado

Una de las pioneras y máximo referente del fotomontaje en Argentina ha sido la alemana Grete Stern, que consiguió forjar a mediados del siglo XX, tras exiliarse, un consistente trabajo como fotógrafa. Su serie fotográfica más reconocida, Sueños, consistía en ilustraciones de los sueños narrados por las lectoras de la revista femenina Idilio en la sección “El psicoanálisis le ayudará” entre los años 1948 y 1951. Las fotos iban acompañadas por la interpretación de cada sueño, escrita bajo seudónimo por el sociólogo italiano Gino Germani, también exiliado en Argentina y quien es hoy uno de los principales referentes de la sociología latinoamericana. En los collages fotográficos de los Sueños tomaba forma la representación de lo reprimido, propio del terreno de lo onírico. Aparecían allí bosquejados los miedos, mandatos y lugares dispuestos para la mujer por la sociedad argentina de mediados de siglo (en múltiples planos: sexual, laboral, conyugal, familiar).…

Este contenido es exclusivo para los usuarios registrados

Para leer este contenido, debes tener una cuenta en LUR

Regístrate y podrás acceder de manera inmediata; no tiene ningún coste. Hazte una cuenta y disfruta de una amplia oferta de contenidos exclusivos: artículos, entrevistas, reseñas de fotolibros, análisis críticos y mucho más.

Si ya estás registrado, inicia sesión

¿No tienes una cuenta? Regístrate, ¡es gratuito!