fbpx
Apoya
a LUR
anterior cerrar

Una piña, un fósil, un soplido. Diario de pandemia siguiente

Mario Espliego

Marzo 2020

Me encuentro en la ciudad de Guadalajara (España) en el momento en que se decreta el estado de alarma en todo el territorio nacional. La policía y el ejército se despliegan en las calles. No esperaba ver estas imágenes o al menos, no de esta forma.

En las semanas siguientes veo numerosas imágenes que se me quedan grabadas. Imágenes sencillas, como la de un vecino de mi barrio al que jamás vi de día, y que estaba jugando con sus niños hijos a la pelota a las 11 de la mañana de un martes. Jamás los había visto juntos a esa hora. Es un momento excepcional, me digo.

Hay colas interminables en todos los centros que venden alimentos, en las que las personas mantienen un metro de distancia entre una y otra. La distancia y el miedo al otro se apoderan del sentir general.

Mis padres, desde que se decretó el estado de alarma, se encuentran en Taragudo, un pueblo de la provincia de Guadalajara con 43 habitantes censados, pese a que habitualmente no son más de siete vecinos.…

Contenido exclusivo para usuarios registrados

Para acceder debes tener una cuenta en LUR

Regístrate y disfruta de toda la experiencia LUR de manera inmediata; no tiene ningún coste. Hazte una cuenta y podrás acceder a todo el contenido de LUR

Si ya estás registrado, inicia sesión

Dona