fbpx
Apoya
a LUR

Blog

Contenidos sobre fotografía, fotolibros y cultura visual para leer, ver y escuchar en forma de escritos, vídeos y ‘podcast’

anterior cerrar

‘Allegro’, la nerviosa persistencia de la memoria siguiente

Javier Búrdalo
Comentarios

Suena a obviedad y suena a locura: en cinematografía, la fotografía no existe. Es decir, que si detenemos la proyección, la kiné (el movimiento), para encontrar la fotografía, el fotograma, los grafos (la imagen), perdemos la narración. O, al contrario, el cine son sólo fotografías en movimiento y la narración, madre del mensaje y portadora de las emociones, sólo la construye el espectador en su mente. Aquí, sin ánimo de ser profundamente irritantes con la cuestión dual de casi todos los interrogantes que nos acompañan a lo largo de nuestra existencia, ahondar nos llevaría a Gilles Deleuze y su imagen tiempo y/o movimiento; o a Henri Bergson por aquello de que las acciones del verbo vivir al detenerse son muerte, morir, o al menos hibernación.

En Allegro, contada desde la desazón, todo esto se acentúa: el tiempo necesita moverse hacia atrás, hacia delante, e incluso cuando parece detenido en esa Zona de una ficticia Dinamarca anestesiada, cuando el fondo del fotograma de la ciudad es congelado, uno niños que juegan al balón terminan por irritarlo y nos parpadea; o la porra de unos policías municipales igualmente lo golpean para que una ciudadanía incrédula verifique que aquello esta semivivo, aletargado sí, pero no estáticamente muerto.…

Contenido exclusivo para usuarios registrados

Para acceder debes tener una cuenta en LUR

Regístrate y disfruta de toda la experiencia LUR de manera inmediata; no tiene ningún coste. Hazte una cuenta y podrás acceder a todo el contenido de LUR

Si ya estás registrado, inicia sesión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dona