Suscríbete para recibir información acerca de los contenidos que publicamos y para conocer las últimas novedades sobre nuestros productos y actividades.

Cerrar Popup
anterior cerrar

¿Como y dónde queremos ser representados? Lectura de ‘Ante el placer de los demás’, de Rubén Ángel Arias

Jon Gorospe
Biblioteca Ensayo

Autor: Rubén Ángel Arias
Editorial: Muga, 2019
Colección: Biblioteca LUR de Ensayo
48 páginas
10,5 x 15 cm.
10€

Las diversas formas en las que el ocio al aire libre ha sido representado por la fotografía de autor son descritas y catalogadas en este ensayo, que se divide en cinco capítulos y una coda que se podrían resumir como sigue:

Cero y Uno
Rubén Ángel Arias traza una línea que conecta la obra perdida de Aristóteles sobre la comedia, la risa y el placer con lo que después Susan Sontag no llegaría a escribir; las reflexiones de ambos sobre la tragedia y el dolor, respectivamente, constituyen lo fundamental de su legado.

El ocio ha sido, desde antiguo, mirado con recelo. Así, en el origen del cristianismo está el rechazo a la pereza, a la que eleva a pecado capital. Un rechazo y crítica idéntica supuso, mucho después, la exaltación de la ética del trabajo tanto en la llamada Revolución Industrial como en los planteamientos marxistas que la siguieron.

Dos
El ridículo y la ironía, Foster Wallace y Martin Parr. Ambos autores, desde la literatura y la fotografía, han señalado insistentemente lo que la publicidad omite. Del ocio ya no queda sino el espejismo que lo sustituye. Estas cómicas y tristes escenas de los ociosos británicos de la clase trabajadora tienen siempre un responsable, a esto apunta Parr cuando fotografía: alude a las consecuencias del virado social que trajeron las políticas de Margaret Thatcher, cuya sombra se alarga hasta nuestros días.

Tres
La transcendencia del ocio. Justin Kimball, Joel Meyerowitz y Rineke Dijkstra, entre otros, han apuntado hacia el costado más empático de las escenas vacacionales. Estos fotógrafos han ido a buscar lo mismo que los ociosos. El imaginario que han construido llega después de siglos en los que en la representación había una clara desventaja, puesto que históricamente, y sobre todo en la pintura, las clases medias y bajas no han sido representadas en sus momentos de ocio. Fragonard 1-1 Kimball.

Cuatro y Cinco
Lo producido por autores españoles cubre el mismo espectro que va desde Parr a Kimball. Cristina de Middel, Bego Antón, David Salcedo, etc. son algunos de los nombres contemporáneos que han paseado nuestra geografía buscando el lugar de esparcimiento.

Además de estas visiones de carácter subjetivo, Arias se adentra en lo que a mi parecer es aún más interesante. Autores que, desde una —por supuesto— falsa objetividad, documentan estos rituales con una deliberada o estratégica distancia y un interés antropológico. Cabe destacar el trabajo del fotógrafo catalán Xavier Ribas, quien evidencia cómo el diseño urbano hace que nos rijamos por una serie de normas que se disipan en el terreno fronterizo donde la ciudad acaba y empiezan las campas, zonas industriales y, en definitiva, zonas no pensadas para ser habitadas.

Coda
Como punto y final del ensayo hay planteadas algunas preguntas que invitan a la opinión: ¿cómo es el ocio que nos interesa? O, en un alcance más largo:¿cómo y dónde queremos ser representados?

En definitiva, un volumen que aborda el ocio y sus representaciones de forma certera. A través de la crítica, Arias disecciona este complejo fenómeno con detalladas descripciones y amables dosis de literatura. Un ensayo inteligente.

Ante el placer de los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *