fbpx
Apoya
a LUR

Blog

Contenidos sobre fotografía, fotolibros y cultura visual para leer, ver y escuchar en forma de escritos, vídeos y ‘podcast’

anterior cerrar

La mirada oblicua siguiente

Graciela De Oliveira, Mariano Horenstein, Ros Boisier, Luis González Palma
Comentarios 1

Espacio para el pensamiento y la reflexión crítica sobre el sentido y el significado de imágenes de la pandemia del covid-19

© Matilde Campodónico

Graciela De Oliveira

Yo fui ocupado por todo lo que perdí.

Gabo Ferro

En estos viajes propuestos por LUR a través de fotografías —ligadas por la pandemia— voy tratando de develar ciertas conexiones entre la realidad que recorta cada imagen, los diversos aislamientos y mis inquietudes actuales.

Matilde Campodónico, fotógrafa, dice que todo ahora tiene que ver con el cuerpo, que no nos podemos tocar, y es cierto.

Pero el acto de fotografiar siempre ha implicando la distancia con el otro, ‘distancia’ que sabemos, tiene su lado oscuro. La toma se queda con la imagen sin tocar al retratado, quien la mayoría de las veces desconoce que fue ‘capturado’.

Otra distancia es practicada por quienes vemos imágenes ya publicadas y las comentamos. Es inevitable mirarlas a través de nuestro estado anímico presente y, en este momento particular, queremos explicarnos algo de lo que nos está ocurriendo.…

Contenido exclusivo para usuarios registrados

Para acceder debes tener una cuenta en LUR

Regístrate y disfruta de toda la experiencia LUR de manera inmediata; no tiene ningún coste. Hazte una cuenta y podrás acceder a todo el contenido de LUR

Si ya estás registrado, inicia sesión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 comentario

  1. Nuria Palao dice:

    Como el mensaje “quédate en casa” puede reivindicar ser libre, salir al mundo. Me quedo en casa, estoy dentro de ella, mi mundo, yo en el. Mi casa es mi cabeza, la llevo puesta, y con ella mi responsabilidad para con el mundo. Ser responsables de lo que es tu casa. Está dentro de ti, es el mundo que vives, cuídalo.

Dona